miércoles, septiembre 07, 2005

Lunes ( y II)

[7:58]. Lunes 05 de Septiembre de 2005. Vuelta de mis vacaciones. Procuré llegar tempranito, adoptando una postura no desafiante ante la empresa, tras la charla que gerencia brindó a mis compañeros de trabajo al respecto de la puntualidad, y a pesar de que la noche anterior me acostaba tarde, apurando lo que habían sido dos semanas de vacaciones bastante desniveladas, una semana increiblemente apurada y la segunda desaprovechada encerrado en casa casi trabajando.

[8:01] Me inicio con el paseillo oficial de recién llegado de las vacaciones, saludando a todo aquel que se me pone por delante, y divisando las últimas y caprichosas modificaciones de la nueva oficina. Cafecito cortado con leche en mano, vuelvo, después de risas, charlas, historias y otras vanidades, a mi rinconcito, decidido a que esta nueva temporada iba a ser mas justo conmigo mismo y trabajar menos, pero aprovechar más el tiempo, dadas las circunstancias.

[8:13] Vista rápida del correo (que ya el domingo me hube dedicado a depurar, por si las moscas). Nada nuevo, evidentemente, para ni quince minutos que llevamos de lunes. Veo llegar al jefe de departamento, soltar sus aperos, organizarse, y después de unos cortísimos minutos, por el rabillo del ojo, veo que se dirige decidido al pasillo que termina en la pared que linda con mi mesa. No se para, sigue caminando; Javi, Fernando, David y, finalmente, yo. Pone su mano en mi hombro, y con sonrisa nerviosa me pregunta casi a modo de introducción por mis vacaciones. Cortas, como siempre. Después del absurdo trámite, me invita a que vayamos a charlar un rato. Y ya sabía cual iba a ser mi destino. Cuando me decido a traspasar la puerta de su despacho me avisa. No en el mio, sino en el de Julián(El Gerente). Tengo el doble de claro que es lo que ocurre, y comienzan a tensarse los musculos de mi rostro formando una sonrisa casi carcajosa que no desaparecería, hasta dos horas después.

[8:16] Tras dar los buenos días, y sin mediar ninguna otra palabra, me comunican oficialmente que la empresa prescinde de mis servicios. Toda explicación aparte, sobra.

Mi gran regalo de 28 cumpleaños, en realidad adelantado, por que es hoy día 7, pero no les culpo por no poder esperar al miércoles, de ganas que tendrían por darmelo cuanto antes. Al menos es el más original, por que nunca me habían regalado uno. ¿Que más se le puede pedir a una vuelta de las vacaciones? Pues esperad sólo un poco, y lo sabréis...

1 comentario:

darrelalexander1917 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here